De cena con Vibrador y el Doctor

LanaOu2Era una bonita tarde de agosto, miraba por la ventana y escuchaba los pajarillos, cuando suena el teléfono y al ver quien llama en mi cabeza ya empiezan a surgir imágenes llenas de erotismo. “Fosca is calling… Me espera algo divertido”.

Misión: Cena + trio, con juguetes eróticos de por medio.

El Doctor quería jugar a médicos, experimentar con una nueva terapia, muy exitosa en su reciente estudio en la Erotic&Sex Vibrations University.

Desde el primer momento sentí mucha curiosidad por este servicio, hubo alguna duda, por si sería yo capaz de mantener la compostura en una cena mientras un vibrador me estaba estimulando, pero mi nivel de mojo picón estaba estancándose, y según sus estudios este experimento podía llegar a augmentar tu apetito sexual triplicando sus efectos tanto a nivel propio como ajeno, por lo que tenía muchas ganas de ser su cobaya humana, y cualquier pequeña duda que surgiera se disipaba con el morbo que sentía al imaginar la situación, así que acepté.

La terapia consistía en ser el juguete sexual de Fosca y Doc, la mujer y el hombre que saben hacerte disfrutar tanto con plumas, como con máquinas de tortura vibratoria XXL.

Uno de los ingredientes base era el BDSM “light”, algo picante y con azúcar. Cosquillas, ataduras suaves, risas y morbo.

Fosca fue una enfermera perfecta, alta, melena salvaje, sabe atar bien a sus víctimas en la cama y llevar el mando.

Yo soy algo pequeñita, dulce, de risa fácil, y me dejo llevar por las sensaciones del momento, así que tomé con mi vagina lo que me recetaron y disfruté de sus vibraciones cíclicas durante la velada.

La cena fué de maravilla, para que la terapia diera un buen efecto debía mantener la compostura mientras Doc y Fosca controlaban el artefacto a distancia, intenté hacerlo, pero creo que fracasé… Lo que supuso un placer extra, almenos para mi, ya que al ver las caras de sospecha del camarero mi mojo augmentaba considerablemente, me daba morbo.

Cena terminada fuimos al hotel, y os diré la verdad, allí la terapia pasó a un nivel mucho más complejo, y a la vez placentero, hubo éxtasis y deshinibición.

Los papeles cambiaron y pude ser Doctora por momentos, en los que practique la terapia de Doc con The Shoking XXL masturbation mashine, en una cama llena de risas, gemidos y fluidos.

Encantada de ser su cobaya Fosca & Doc.

LanaOu1

Quiero dar las gracias a personas como ellas, esa noche no se olvida y la sonrisa que llevo ahora mismo al recordarla difícil será de borrar.

Me encanta cuando llega ese momento de complicidad en el que dejas la máscara a un lado y vuelves a ser tu mismo.

Un besazo!!

Lana

PD/ Necesito un vibrador nuevo, me quieres regalar uno? Puedes ver los que me gustan aquí 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s